Pausas activas para home office, todo lo que debes saber5 min read

Comparte salud

Si no conoces los beneficios de las pausas activas, en este post te contaremos todo lo que debes saber. Y si ya sabes lo que son, te enseñaremos cómo mantener estas buenas prácticas durante este periodo de home office.

La necesidad de las pausas activas cuando hacemos home office

En estos días hemos comprobado que hacer home office no es sinónimo de menos trabajo o un horario más corto. Por lo que, aunque estemos en casa, solemos mantener la misma postura frente a nuestras laptops por muchas horas.

Esto finalmente se traduce en dolores de espalda, tensión en los músculos y una larga lista que es posible conozcas por experiencia propia. Pero evitar estos males no tiene que ser una tarea tan complicada.

Actualmente existen dinámicas creadas específicamente para empleados de oficina que necesitan combatir el estrés y la tensión muscular. Claro está, que debemos añadir 30 minutos de ejercicios al menos 3 veces por semana para gozar de buena salud. 

pausas activas

¿Qué son las pausas activas?

Pues bien, las pausas activas son secuencias de ejercicios y estiramientos que tienen por objetivo incentivar la actividad física y combatir el sedentarismo. 

Además, tienen otros beneficios como aliviar el estrés muscular y articular, a la vez que ayudan a mejorar patrones posturales. Suelen tener una duración de 2 a 5 minutos, dependiendo de la frecuencia con la que se hagan.

Beneficios de las pausas activas

pausas activas

Las pausas activas tienen beneficios que van desde lo físico hasta lo emocional y laboral. El ejercicio siempre ha acompañado la buena salud y cualquier práctica que motive el movimiento será beneficiosa de diversas formas para nuestro organismo.

  • Mantiene y mejora los rangos articulares

Y esto es importante porque quiere decir que vas a poder moverte con agilidad y sin limitaciones, mejor dicho sin “achaques”. Los rangos articulares son la amplitud de movimiento predeterminada que tiene cada articulación.

Es posible que este sea ligera o muy diferente entre algunas personas debido a anomalías estructurales, lesiones o por la falta de movimiento, sin duda la última es la más sencilla de trabajar.

  • Ayuda a aliviar estrés articular y muscular

Nuestro cuerpo está hecho para el movimiento. Cuando permanecemos sentados por mucho, los músculos que no están trabajando “se duermen”. O por el contrario si adoptamos una mala postura podríamos mantenerlos estirados tanto tiempo que se tensen causando dolor y rigidez.

De modo que los estiramientos rompen la tensión a tiempo y te permiten corregir la postura si fuera necesario.

  • Mejora patrones posturales

Uno de los problemas más comunes de las personas que trabajan sentadas es la postura. Sucede que tanto la altura del escritorio como de la silla deben ser adecuadas para evitar encorvamiento. Sin embargo esto muy pocas veces se cumple.

Cuando hacemos las pausas activas o nos estiramos es como si reseteáramos nuestro cuerpo, para poder volver a sostener una postura correcta. Si quieres saber a qué altura debe estar tu escritorio/silla visita este post.

  • Mejor humor y disposición

Sabemos que la postura que adoptamos suelen estar muy relacionada con nuestro estado emocional, es por eso que al cambiar hacia una postura más “abierta” somos capaces de experimentar un cambio de humor y disposición.  Haz la prueba: lleva la mirada al frente, el cuello estirado y los hombros hacia atrás y verás cómo experimentas un cambio en tu disposición a la siguiente actividad a realizar.

  • Promueve la productividad

Y como consecuencia del anterior beneficio podemos observar un aumento de la productividad. Tomar pausas cada cierto tiempo es como “refrescar” la mente, nos añadir otras perspectivas a nuestras tareas o ideas, lo cual resulta muy beneficioso a nivel laboral. 

¿Qué ejercicios hacer?

 Ahora que ya conoces todos los beneficios que puedes obtener al incluir pausas activas a tu rutina, seguro te estás preguntando cómo empezar, qué rutina seguir o qué ejercicios hacer.

  • En primer lugar, debes tomar en cuenta los estiramientos que te ayuden a restablecer una buena postura.
  • Lo siguiente que puedes incluir son ejercicios de mobility o estiramientos dinámicos.
  • Acto seguido, se puede hacer un ejercicio de activación o que eleve la frecuencia cardiaca (opcional).
  • Finalizar con 1 o 2 ejercicios de fortalecimiento.

Rutina a seguir

Esta es una buena forma de armar nuestra propia rutina de estiramientos de acuerdo a nuestras preferencias y/o necesidades. Pero para quienes harán por primera vez una rutina de “pausa activa” te compartimos la siguiente de tan sólo 5 movimientos que puede servirte para iniciar:

  1. Realiza movimiento circulares

2.  Estírate, crece.

pausas activas

3. Este es buenísimo para relajar la espalda

pausas activas

4. Empezamos con los brazos

pausas activas

5.  Luego, las piernas

Recuerda que también puedes probar esta clase completa  y entrenar con nosotros un mes gratis con el código BUTIQSAFE. Esta invitación es parte de una iniciativa para promover la actividad física desde nuestras casas durante este período de cuarentena debido al COVID19.

Otras formas de hacer pausas activas

Si una secuencia de movimientos aún resulta muy difícil de lograr para ti, puedes iniciar poniendo una alarma cada 3 horas en tu celular y aprovechar ese momento para servirte más agua, lavarte las manos o simplemente levantarte y estirarte un poco. 

Entrada escrita por: Loli Camarillo: Entrenadora profesional en Musculación y Fitness – IDDE

Deja una respuesta

Cerrar menú