¿Trabajas sentado? ¡lee esto! Cómo combatir el sedentarismo de oficina5 min read

Comparte salud

¿Trabajas sentado? Si pasas muchas horas dentro de la oficina o simplemente sentado trabajando, este post este para ti. Veamos algunas pautas para combatir el sedentarismo de oficina.

Conoce algunas pequeñas acciones que te ayudarán a prevenir dolores de columna entre otras afecciones que podrían ser causadas por las largas jornadas laborales.

combatir el sedentarismo de oficina

Si trabajas sentado es urgente combatir el sedentarismo de oficina

Actualmente muchos de nosotros pasamos gran parte del día en nuestros escritorios sentados, debido al trabajo. En otros casos, quizás debido a algún hobby u otra actividad diaria.

Es importante tomar conciencia de ello, ya que esto nos ayudará a buscar algunas soluciones, como las que te cuento abajo en este post. Estas deben adecuarse a nuestra rutina antes de buscar cambiarlas por completo. De este modo, conseguiremos verdadera solución y podremos combatir el sedentarismo de oficina.

Por qué es importante combatir el sedentarismo de oficina

Pues bien, el problema del sedentarismo que causa trabajar sentado radica en dos grandes aspectos, a saber:

  • En cómo te sientas,
  • Pero también en la cantidad de tiempo que pasas sentado.

Sabemos que cada vez más personas necesitan ajustes quiroprácticos o se quejan de dolores en la columna, pero ¿están atacando realmente el problema con una sesión al mes o incluso a la semana?

combatir el sedentarismo de oficina

La respuesta es que no del todo. Si bien es muy positivo acudir a un especialista que nos guíe, a lo que realmente debemos apuntar es a la prevención. Cambiar la urgencia por “revertir” daños  por la de “mantener” la buena función del cuerpo.

Cómo combatir el sedentarismo de oficina

Para poder prevenir un problema es necesario entender qué es lo que lo está causando. Una de las formas de hacerlo -puedes iniciar tu reflexión aquí- es prestando atención a tu postura. La que tienes al sentarte, al caminar, al manejar o incluso al dormir.

Para lo que nos concierne en este post, revisaremos los problemas de la postura que normalmente mantenemos por más tiempo, la de estar sentado. 

¿Cómo te sientas?

Es usual que el alto de nuestra silla o de nuestro escritorio no sea el adecuado por lo que tendemos a encorvarnos para mirar la pantalla o llegar al teclado. Esto genera problemas en la zona cervical, dorsal y lumbar de la columna, deformando las curvaturas naturales de la misma.

Además llevar los hombros hacia adelante es una postura que luego solemos transferir a nuestros movimientos y por supuesto los hace totalmente inseguros.

Forma correcta de sentarse

Idealmente la pantalla debe encontrarse en un “ángulo de la línea de visión”. Esto quiere decir que si trazas una línea recta entre tus ojos y la parte de arriba del monitor y luego bajas la mirada hacia la zona inferior, ambas líneas deben formar un ángulo de 60º.

Aunque lo cierto es que también podríamos encontrarnos cómodos en un ángulo de 30º o con una visión horizontal.

combatir el sedentarismo de oficina

Hablemos ahora del otro gran problema que se presenta, el tiempo en que permaneces sentado.

El problema es cómo te sientas, pero también durante cuánto tiempo.

¿Cuánto tiempo permaneces sentado?

Sentarse es una postura de reposo que es imposible de evitar. En este caso, a lo que debemos apuntar es a alternar esta postura regularmente con alguna acción. O en todo caso cambiarla por permanecer de pie unos cuantos minutos. 

PAUTAS PARA UNA VIDA DE OFICINA MÁS SALUDABLE

1.- Intenta levantarte cada una o dos horas para dar una caminata de dos minutos.

Puedes aprovechar para servirte alguna bebida, recoger algún documento o incluso cuenta tomar el camino más largo hacia el baño. Es importante que camines por 2 minutos como mínimo.

2.- Revisa tus notificaciones de pie

 Todos hacemos un poco de scroll en redes sociales al menos tres veces al día, si durante esas veces permaneces de pie, mientras lo haces lograrás mantenerte mucho más activo sin mucho esfuerzo. Podrías elegir otra actividad que realices regularmente en la oficina como revisar tus correos por la mañana o practicar una presentación. 

3.- Realiza estiramientos de oficina

Existen varios movimientos que puedes hacer desde tu silla que pueden ayudarte a prevenir problemas de postura y además te ayudarán a mantener una actitud más enérgica y dispuesta en tu ambiente laboral.

También, puedes encontrar una rutina de streching de oficina guiada paso a paso en Butiq Live. Esta es una guía muy fácil de seguir.  Así que utilízala cada vez que sientas que tus pilas se acaban y notarás la diferencia. Además, puedes leer también nuestro post que explica cómo calentar dónde verás los beneficios de streching.

combatir el sedentarismo de oficina

 Un concepto interesante: el Neat

El Neat es el gasto calórico proveniente de las actitudes no deportivas que realizamos, como lavar la ropa, los platos, caminar al trabajo, bañarnos, etc.

Una vida más activa no solo tendrá efectos positivos para la prevención de enfermedades degenerativas sino que será un gran aporte para perder peso sin someterse a duros regímenes. 

Entrada escrita por: Loli Camarillo: Entrenadora profesional en Musculación y Fitness – IDDE

FUENTES: Recomendaciones ergonómicas y psicosociales. Trabajo en oficinas y despachos. (n.d.). [ebook] Madrid: Dirección del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y Medicina del Trabajo, pp.71 a 79. Available at: https://www.ucm.es/data/cont/media/www/pag-30022/recomendaciones%20ergonomicas.pdf [Accessed 18 Feb. 2020].

Deja una respuesta

Cerrar menú